¿Masturbarse para adelgazar? Estas son todas las calorías que quemas al masturbarte

¡La masturbación es sana! Estabiliza la tensión arterial, es buena para el sistema cardiovascular y libera hormonas como las endorfinas y la oxitocina, lo que tiene un efecto positivo en nuestro estado de ánimo. No obstante, el sexo en solitario también puede ayudarnos a mantener el cuerpo en forma: ¿pero cuántas calorías se queman realmente de esta manera? ¿Y es posible masturbarse para adelgazar o masturbarse en lugar de hacer deporte? ¡Te lo contamos!

¿Sexo en solitario en lugar de gimnasio? Desafortunadamente, ¡no es algo tan simple! La masturbación no puede reemplazar un entrenamiento regular, pero esto no significa que no puedas perder calorías mientras la practicas.

Más precisamente: ¡una mujer quema unas 300 calorías durante un orgasmo! Y además, en él participan hasta 500 músculos, que se contraen hasta cuatro veces su fuerza máxima normal. Por tanto, el orgasmo femenino es algo realmente especial. Y no importa si recurres a un juguete sexual o si usas tu propia mano…

¿Masturbarse en vez de hacer deporte? Qué ocurre en el caso de los hombres

A diferencia de las mujeres, los hombres solo queman unas 150 calorías al masturbarse. No obstante, durante el sexo en solitario, los hombres liberan una mayor cantidad de testosterona. A su vez, esto tiene un efecto positivo sobre la masa muscular. Es decir: ¡a los hombres tampoco les viene mal algo de diversión en solitario de vez en cuando!

No obstante, si quieres mantener tu cuerpo en forma, no deberías prescindir del entrenamiento de pesas y cardio. Aunque durante la masturbación quemas calorías, esto no ayudará mucho a definir tu figura. De todas formas, ¡el orgasmo también es verdaderamente sano por otras razones! Si haces clic en el enlace, podrás averiguar por qué.

Recomendamos

Show more

Evaluación
¿Te gustó este puesto?0
Deje su calificación

Autor

Frieda trabajó como periodista autónoma durante 10 años y solía escribir sobre recetas de Semana Santa, iconos de estilo, metabolismo humano y restaurantes Michelin. Resumiendo: sobre todo, excepto sobre sexo. Y tenía una buena razón. Durante todos aquellos años, Frieda siempre había considerado que llevaba una vida sexual típica. El cambio llegó después de una ruptura amorosa, momento en el que decidió dejar la píldora, que llevaba tomando 14 años. Fue entonces, a los 28 años, cuando finalmente descubrió su maravillosa sexualidad y encontró su verdadera, única y hambrienta libido. Desde entonces, no solo practica una nueva sexualidad, sino que también escribe y habla sobre ella. ¡Y hoy se siente más satisfecha que nunca!