Orgasmo femenino: cinco formas estupendas de llegar al clímax

Hay millones de razones por las que deberíamos aprenderlo todo sobre el orgasmo femenino, que es en realidad un pequeño milagro. No solo proporciona un profundo placer sexual, sino que incluso puede aliviar dolores de cabeza, calambres menstruales y trastornos del sueño. Pero, sinceramente, es poco probable que el clásico «mete-saca» catapulte al cuerpo femenino a un estallido orgásmico. La mayoría de las mujeres necesitan —¡sorpresa!— una mano, un juguete o una boca para estimular su clítoris… y así llegar al clímax.

Por tanto, si siempre habéis querido conocer todos los consejos y trucos sobre el majestuoso orgasmo femenino, os muestro cinco formas estupendas de alcanzar el clímax.

El orgasmo femenino es algo maravilloso. No obstante, muchas mujeres no saben cómo pueden llegar al clímax. Esto se debe en gran parte a la información errónea o insuficiente que circula sobre el cuerpo femenino. Aunque casi un 80 por ciento de las mujeres necesitan la estimulación clitoriana externa para alcanzar un orgasmo, durante el sexo clásico apenas se presta atención a esta fuente de placer…

1: Infórmate

El conocimiento es poder, también en lo relativo al orgasmo femenino. Infórmate sobre los ciclos de respuesta sexual y la anatomía femenina. Kristine D’Angelo, coach de sexo certificada y sexóloga clínica, recomienda además un arma maravillosa conocida como «comunicación». Dale a tu pareja la posibilidad de decirte qué quiere. Esto, a su vez, te ayudará a saber exactamente cómo puedes tocarla. «Ten curiosidad y ganas de aventuras. A ella le encantará», afirma la experta.

2: Haz que ella se sienta cómoda y relajada

La mayoría de las mujeres tienen muchas cosas en la cabeza. Muchas piensan en su apariencia en la cama y en si le gustan a su pareja. Pero precisamente este enfoque «cerebral» que no les permite relajarse impide que muchas mujeres lleguen al orgasmo. ¿Qué puedes hacer? Proporciónale una sensación de seguridad. Si está tensa, está claro que no podrá pasárselo bien. Tiene que saber que puede dejarse llevar por completo y disfrutar del momento. «Si se siente segura y en su elemento, podrá relajar su cuerpo y dejar que las sensaciones fluyan», comenta Moushumi Ghose, terapeuta de matrimonio, familia y sexo.

D’Angelo está de acuerdo: «Si estimulas primero su cerebro, que al fin y al cabo es el mayor órgano sexual del cuerpo humano, conseguirás estimular también sus genitales y zonas erógenas».

El orgasmo comienza en la mente antes que en el cuerpo. Por tanto, debes concentrarte primero en el estado mental de ella. En cuanto se sienta cómoda, muéstrale cuánto te gusta. Nada es mejor que ver cómo tu pareja te desea. Dile lo hermosa que es y lo maravilloso que te parece su cuerpo desnudo. Bésala por todas partes. Si se siente sexy, ¡tú también te divertirás más!

3: Céntrate en el clítoris

El clítoris es una pequeña y maravillosa arma femenina y el único órgano del cuerpo humano dedicado únicamente a proporcionar placer. Por lo tanto, también es una base fundamental para el orgasmo de las mujeres. La parte visible del clítoris es como una pequeña y sensible perla en la zona superior de la vulva, pero detrás se oculta un órgano mucho mayor situado en el área pélvica tras los labios. Es decir, dentro del cuerpo. Al igual que el pene, el clítoris se hincha cuando la mujer está excitada.

Y aunque hay muchos tipos diferentes de orgasmo femenino, el clítoris interno y externo desempeñan en la mayoría de los casos un papel importante. Por tanto, debes empezar explorando la región. Realiza pequeños círculos con tu lengua, de arriba a abajo o de izquierda a derecha. Intenta mover el «capuchón clitoriano», el pequeño prepucio del clítoris. «Y no tengas miedo de estimular manualmente con manos, boca y vibrador esta fuente del placer femenino», dice Ghose. Por ejemplo, te puede resultar útil el Womanizer Starlet, que gracias a la tecnología Pleasure Air estimula la región del clítoris con suaves vibraciones de aire. Experimenta un poco, ve con cuidado y observa cómo sucede la magia…

Womanizer STARLET

4: El punto G entra en acción

Muchos expertos lo afirman con seguridad: el punto G, o más bien la región G, es realmente la punta del clítoris y se encuentra dentro del canal vaginal, a unos centímetros de la abertura. Para encontrarlo, introduce suavemente dos dedos en la vagina y gíralos hacia la pared abdominal. Si sientes una región algo más áspera y rugosa, ¡acaríciala! No obstante, presta atención al cuerpo y las indicaciones de tu pareja. Si algo le gusta, te darás cuenta. «Algunas mujeres incluso pueden eyacular de esta forma. Una combinación del clítoris y el punto G puede ser muy intensa», explica Ghose. «Leer el lenguaje corporal es importante. ¡Y no tengas miedo de preguntarle qué le gusta!».

Los juguetes también pueden resultaros útiles. Muchos productos presentan un diseño curvado para estimular la región G. La fuerza de la vibración hace el resto. Por ejemplo, el We-Vibe Rave ha sido concebido especialmente para la estimulación del punto G. Y aún hay más: este juguete puede controlarse a través de la aplicación We-Connect y ofrece modos de vibración intensos y excitantes.

5: Ten paciencia

¡No te obsesiones con el orgasmo femenino! Tampoco deberías disgustarte ni sentir inseguridad si tu pareja necesita tiempo para ponerse caliente. En promedio, una mujer puede tardar unos 20 minutos hasta estar completamente excitada y alcanzar el clímax.

«El “calentamiento” de la mujer es diferente al del hombre», confirma D’Angelo. Por tanto, acércate siempre a tu pareja con amor, empatía y paciencia. Entrégate a su placer y deja que disfrute plenamente de las sensaciones. Si ella piensa que está tardando demasiado tiempo o que tú te estás aburriendo, su capacidad de experimentar un orgasmo se verá afectada».

Recomendamos

Show more

Evaluación
¿Te gustó este puesto?0
Deje su calificación

Autor

Gigi Engle es sexóloga, coach sexual certificada y escritora feminista y enseña sobre la educación sexual basada en el placer, la masturbación y los maravillosos juguetes sexuales. El trabajo de Engle ha aparecido en numerosas publicaciones y sus artículos han sido compartidos más de 50 millones de veces. También escribe una popular columna de consejos llamada Ask Gigi y su primer libro, All The F*cking Mistakes: a guide to sex, love, and life, fue lanzado en enero de 2020. Estudió Inglés y Periodismo en el Centro Lincoln de la Universidad Fordham. Engle es miembro original de The Women of Sex Tech y miembro certificado de la Asociación Mundial de Coaches Sexuales.