Eyaculación femenina: ¿en qué consiste?

¿Has oído hablar del squirting? Estamos hablando de la eyaculación femenina, por supuesto. Debido a las exageradas representaciones de la eyaculación femenina en las películas porno, muchas mujeres creen que no son capaces de lograrla. «Se equivocan», dice Mariah Freya, una experta en el tema y fundadora de la plataforma en línea Beducated.com. Según Freya, todas las mujeres son capaces de eyacular. Y aquí te explicamos cómo.

Comencemos con la teoría. La palabra squirting se usa coloquialmente para describir la eyaculación femenina. Al estimular la vejiga y la región que rodea al punto G durante el sexo o la masturbación, la vagina puede liberar fluidos. «Los científicos asumen que la próstata femenina, la glándula de Skene, es la responsable de esto», explica Freya.

¿Cuál es la composición del fluido secretado?

Contrariamente a lo que muchas personas piensan, el fluido no es ni urina ni moco cervical. «El líquido es totalmente incoloro», indica Freya. No obstante, puede contener algo de orina, ya que se produce en la uretra. Aun así, es un fluido discreto con una composición bioquímica única.

Eyaculación femenina: ¿se puede entrenar?

 

Todas las mujeres pueden eyacular, lo que significa que es algo que se puede entrenar; por ejemplo, en pareja. Freya explica cómo: «Después de los juegos preliminares, introduce suavemente el dedo corazón y el anular en la vagina usando un poco de lubricante. Coloca la yema de los dos dedos sobre el punto G y empieza a moverlos arriba y abajo. El movimiento debería proceder de los hombros».

También puedes probar a experimentar la eyaculación femenina durante el sexo en solitario. Una variación es la técnica conocida como «ven aquí», según Freya. «Dobla ligeramente uno o dos dedos y hazlos rodar sobre el punto G, como si intentases moverlo hacia delante». La mayoría de las mujeres describen esto como una presión en su vejiga o la sensación de que la vejiga está llena. Simplemente debes intentarlo y entregarte al momento, recomienda Freya. «Lo mejor es que coloques una toalla debajo de ti, así no tendrás que preocuparte por dejarlo todo mojado y podrás tomarte tu tiempo».

La prioridad principal cuando se trata de la eyaculación femenina: ¡tómatelo con calma! Y si necesitas una estimulación adicional del punto G, puedes usar juguetes especiales.

Eyaculación femenina: ¿por qué tanto alboroto?

«Para una mujer, el hecho de poder eyacular como un hombre puede tener un atractivo especial», explica Freya, de Beducated.com. No obstante, «No creo que haga del sexo una mejor experiencia». Eso depende de la sensación individual, según la experta. «Personalmente, yo he encontrado nuevas posibilidades sexuales y percepciones del placer a través de esta práctica».

¡No te estreses!

Descubre más información sobre Beducated.com. Encontrarás cursos en línea y formas de aumentar la autorrealización sexual. Haz clic aquí.

Por cierto, aunque resulte difícil de creer, es verdad: hay una «reina del squirting» que tiene el récord mundial en esta disciplina. Se llama Lola Jean y hemos hablado con ella.

Eyaculación femenina: juguetes adecuados para la estimulación del punto G

Womanizer DUO

Proporciónale placer a tu clítoris con la tecnología Pleasure Air y disfruta de profundas vibraciones, todo al mismo tiempo. El DUO incluye la tecnología Smart Silence, lo que significa que no habrá ruidos molestos que te distraigan mientras lo usas.

we-vibe Nova

We-Vibe Nova

El We-Vibe Nova tiene uno de los motores más potentes del mercado. Cuenta con un diseño ergonómico para que tus puntos calientes sean estimulados con la mayor precisión.

Recomendamos

Show more

Evaluación
¿Te gustó este puesto?0
Deje su calificación

Autor

Frieda trabajó como periodista autónoma durante 10 años y solía escribir sobre recetas de Semana Santa, iconos de estilo, metabolismo humano y restaurantes Michelin. Resumiendo: sobre todo, excepto sobre sexo. Y tenía una buena razón. Durante todos aquellos años, Frieda siempre había considerado que llevaba una vida sexual típica. El cambio llegó después de una ruptura amorosa, momento en el que decidió dejar la píldora, que llevaba tomando 14 años. Fue entonces, a los 28 años, cuando finalmente descubrió su maravillosa sexualidad y encontró su verdadera, única y hambrienta libido. Desde entonces, no solo practica una nueva sexualidad, sino que también escribe y habla sobre ella. ¡Y hoy se siente más satisfecha que nunca!