Cómo divertirte en solitario: tips para masturbarse

tips for masturbation

¿Te resulta difícil alcanzar el orgasmo? Tal vez aún no hayas encontrado el estímulo adecuado para ti. La masturbación te ayuda a probar nuevas técnicas sin ninguna presión y a descubrir qué es lo que realmente te excita. ¡Nuestros consejos te ayudarán!

Para los hombres, la masturbación casi es una broma recurrente en las películas y en la televisión: desde American Pie hasta Algo pasa con Mary, los adolescentes y los hombres adultos siempre están masturbándose. No obstante, la masturbación femenina es algo que rara vez se discute y, sinceramente, tampoco se lo ponemos fácil a los autores de comedias. La gama de posibilidades para masturbarse que tienen las mujeres es casi infinita.

Si bien toda esta variedad es estupenda, también puede ser abrumadora: ¿qué técnica me gusta? ¿Qué otras cosas debería probar? ¿Lo estoy haciendo bien? Hoy nos bajamos los pantalones y te ofrecemos nuestras sugerencias para tu siguiente sesión en solitario.

Sexo contigo misma: muchos caminos llevan a Roma

«Quien no se arriesga, no gana»: esto también se aplica a la masturbación. Tal vez aún no hayas descubierto tu técnica favorita para tus juegos en solitario. Las mujeres tienen muchas zonas erógenas, y tú eres la persona más adecuada para descubrir las tuyas. Algunas se excitan con la estimulación anal, otras al tocar sus pechos, sus orejas o la cara interna de sus muslos. Prueba diferentes velocidades y movimientos para descubrir qué es exactamente lo que más te gusta. Movimientos circulares, frotar, presión o incluso golpecitos: tus fantasías no deberían tener límites.

Tips para masturbarse: el momento adecuado

¿Lo necesitas ahora a toda costa, incluso si no tienes mucho tiempo? Entonces deberías poner una alarma en lugar de mirar constantemente el reloj, ya que esto solo te distraerá y estropeará el momento. Durante la masturbación, si solo estás pensando en la lista de la compra o la última discusión que tuviste con tu amante, prácticamente puedes olvidarte de tu búsqueda del clímax. Solo cuando te sientas cómoda y estés realmente preparada para disfrutar del tiempo contigo misma podrás alcanzar un orgasmo.

¿Dentro o fuera?

Hay muchas leyendas y cuentos de hadas sobre el placer femenino. Si te crees lo que muestra la industria del porno, pensarás que una penetración intensa con un pene enorme es la cúspide de la excitación. No obstante, ahora existen estudios que incluso afirman que el orgasmo vaginal es un mito. Si de todas formas prefieres la penetración en lugar de las caricias, puedes buscar el legendario punto Gräfenberg, más conocido como punto G. Está situado unos 4 centímetros dentro de la abertura vaginal y, aparentemente, es tan placentero como escondidizo. No obstante, muchas mujeres ni siquiera llegan a encontrar este punto en toda su vida, e incluso para algunas su estimulación puede ser molesta.

En cambio, actualmente la mayoría de las mujeres están de acuerdo en algo: para garantizar un orgasmo, el clítoris es el número uno. Este pequeño botón del placer está situado en la parte delantera de la vulva, entre los labios. Aunque se puede ver una pequeña parte desde fuera, se extiende dentro de la vagina y puede estimularse con un dedo o un juguete para adultos.

Cambio de posiciones

Durante el sexo con una pareja, probamos todo tipo de cosas. ¿Por qué no te atreves a cambiar tu posición también durante la masturbación? Tal vez así seas capaz de estimular más zonas o tu técnica favorita pueda ser aún más cómoda, ya que mientras estás tumbada en la cama no puedes alcanzar fácilmente todas las partes de tu cuerpo. Por ejemplo, cuando estés acostada sobre tu estómago, puedes usar tu propio peso corporal para añadir presión a tu clítoris o incluso masturbarte sin usar las manos, tal vez frotándote contra una almohada o una manta.

Recursos para garantizar el orgasmo

Ya sabemos que con la comida no se juega, ¿pero alguna vez has usado un pepino como consolador? Por supuesto, acuérdate de lavarlo primero y de ponerle un preservativo, ya que en los alimentos puede haber gérmenes que podrían causar una inflamación del área genital.

La opción más segura son los juguetes para adultos probados clínicamente. Si tienes dificultades para estimularte manualmente hay una amplia gama de ayudantes tanto para uso clitoriano como vaginal, como el Womanizer DUO, que aumentarán tu ritmo cardíaco y te quitarán el aliento.

Los juguetes sexuales tal vez no sean algo que le guste a todo el mundo, pero siempre merece la pena darles al menos una oportunidad. Y acuérdate siempre del lubricante. Te sorprenderás de lo estupendo que puede ser el sexo contigo misma. Los geles con base de agua como We-Vibe Lube de Pjur son ideales para usar con juguetes para adultos, ya que están elaborados sin silicona.

Tips para masturbarse: juegos manuales

Constantemente estamos rodeadas de dispositivos tecnológicos que nos facilitan la vida. ¿Por qué no intentas «volver a los orígenes» y disfrutar de tu tiempo en solitario de la manera tradicional con tus manos? O puedes dejarte tus braguitas puestas y tirar de ellas. No siempre tienes que usar alta tecnología…

Masturbación guiada

Por supuesto, la masturbación es un asunto privado, ¿pero a qué mujer no le gustaría tener un manual de orgasmos, totalmente claro y explícito? Encontrarás eso exactamente en plataformas como O.School y OMGyes. Sin necesidad de esconderse, en estas plataformas las mujeres pueden olvidarse de los tabús de la masturbación y mostrar abiertamente sus técnicas favoritas en vídeos. Una funcionalidad adicional: con el ratón o tu dedo puedes repasar los movimientos sobre una vulva virtual. Un entrenamiento en seco, por así decirlo.

En solitario, pero en pareja

La masturbación consiste en satisfacerse a una misma. No obstante, eso no significa que tu pareja no pueda estar contigo. Si te gusta que te observen mientras te masturbas, tu vida sexual puede mejorar de forma increíble si permites que tu pareja esté junto a ti. Otra ventaja: ¡podrá aprender qué es lo que te excita y llevarlo a la práctica la próxima vez! Para ello, tu pareja ni siquiera tiene que estar en la misma habitación que tú.

We-Vibe Sync

We-Vibe Sync Con juguetes como We-Vibe Sync, las parejas pueden satisfacerse mutuamente mediante el control remoto con la aplicación We-Connect.

We-Vibe Melt

Las vibraciones del aire rodean al clítoris con sensaciones muy placenteras mientras que el diseño redondeado se adapta perfectamente a cualquier posición.

¿Fantasía o porno?

¿El porno es solo cosa de hombres? ¡Ya no! Las películas eróticas cada vez tienen una mayor presencia en las habitaciones femeninas. Tanto si se trata de sadomasoquismo, fetichismo de pies o bondage: hay algo para todas. No tiene por qué ser porno duro, ya que la escena del porno sigue evolucionando y ofrece alternativas al porno convencional, lejos de las gargantas profundas y los castings de sofá. Y, de todas formas, ni siquiera tiene que tratarse de contenido pornográfico: en ocasiones, ver a Jon Snow ya es suficiente.

La masturbación no solo es una respuesta práctica a la excitación inesperada, sino que también te ayuda a comprenderte mejor a ti misma y a tu cuerpo. Tu confianza en ti misma y tu amor propio aumentarán. Además, la masturbación también es saludable: las mujeres pueden liberar su estrés a través de ella. Los consejos que te ofrecemos aquí deberían ayudarte a llegar al clímax. Pero no te desesperes si no ocurre de inmediato: lo más importante es descubrir qué te gusta y qué le gusta a tu cuerpo, sin ninguna presión. Lo demás llegará de forma natural, tal vez no hoy, pero sí eventualmente

Recomendamos

Show more

Evaluación
¿Te gustó este puesto?0
Deje su calificación

Autor

Frieda trabajó como periodista autónoma durante 10 años y solía escribir sobre recetas de Semana Santa, iconos de estilo, metabolismo humano y restaurantes Michelin. Resumiendo: sobre todo, excepto sobre sexo. Y tenía una buena razón. Durante todos aquellos años, Frieda siempre había considerado que llevaba una vida sexual típica. El cambio llegó después de una ruptura amorosa, momento en el que decidió dejar la píldora, que llevaba tomando 14 años. Fue entonces, a los 28 años, cuando finalmente descubrió su maravillosa sexualidad y encontró su verdadera, única y hambrienta libido. Desde entonces, no solo practica una nueva sexualidad, sino que también escribe y habla sobre ella. ¡Y hoy se siente más satisfecha que nunca!